viernes, 6 de mayo de 2011

Soñé que vivía en un lugar sin domicilio
Perdido y solo andaba yo
La gente me miraba sin verme en el espacio
Y pasaban de largo con ojos de piedra. Ginsberg



fruncí el culo al tocar el asiento tibio y millones de bacterias se recreaban en mi mente, teniendo orgias y reproduciéndose de manera desmesurada, dos, cuatro, ocho, dieciséis... a la "n" potencia bebiendo vino y comidas indigestas, como una fiesta romana, vomitando solo para aliviar sus pequeños cuerpos unicelulares. Del otro lado de la habitación se escuchaban gemidos sexuales que rascando las paredes, bajos y tenues evitaban ser interpretados, yo, mientras tanto desnudaba el muro eh imaginaba dos cuerpos aceitados por los jugos naturales, trague un poco de brebaje y me concentre en liar un cigarrillo, soy tan diestro que me enamoro yo mismo de verme con que técnica y simpatía amago el tabaco a su cama de papel arroz, siempre que me le preguntan alardeo que el secreto esta en la lengua, en como se cura el papel y la forma de fajarlo, nuevamente tome brebaje y me disponía a fumar, para entonces había relajado mi cuerpo y la sensación primaria de tibies había desaparecido, la atmósfera pesaba un poco, eramos una cofradía de desesperanzados en vías de prosperidad y un poco de salud mental, indispensables para la arquitectura y otros oficios, discutimos la obra Teodoro González y ciertas similitudes con la música Jazz, los goces sexuales seguan colandose atravez del cubrepolvo estimulando la creatividad, sonaba "Flowers for a lady" y pensaba, formidable canción para hacer el amor; "este mezcal con cerveza es igualmente delicioso que el agua de alcantarilla", por alguna razon a nadie le incomodo mi sarcasmo, de hecho fue algo cómico, en ocasiones me otorgo el lujo de bromear un poco, esta por demás explicar que soy de pocos amigos, de un momento a otro la habitación se inundo de sexo, de gesticulaciones androginas y sensuales, albures y juegos de palabras, coquetos, enmudecimos y los ojos hablaban por si mismos, decidí salir a la brevedad a tomar el fresco, me sentí revezado por la situación, al olvidar los pitillos comencé a morder las uñas, acuciosamente golpee el piso del balcón, la ansiedad se acumulo y salia de forma rítmica en soniditos Jazz, podría decir que en forma de contrabajo, los chicos seguían encerrados en la habitación escuchando y discutiendo sus barbaries, ajeno a la obra teatral que protagonizaban salí sin despedirme, cogí la chaqueta y un puño de golosinas del dulcero del vestíbulo, cerré sin hacer ruido y salí presuroso del apartamento, camine hasta la zona roja de la ciudad, de paso compre anís y un paquete de cigarrillos sentenciando asi que mi destino estuviera al alcanza de mis paso, pues dicho desplante acabo con mi plata y la opción de tomar un taxi, como se le puede llamar "hacer tiempo" a contrariedad de mal gastarlo en la espera de un futuro lejano o inmediato, las muchachas insufribles de media noche reían y ofrecían sus carnes, listas a pie de cañón a la batalla con bestias horrendas siempre con la esperanza de ser una "Mujer Bonita" que le compraron al viejo "Hollywood", descansando en una banqueta el sereno entibio mis fastidiados pies, a una distancia segura observe aquel cortejo y todo de pronto me entristeció, la gente quiere sexo, les venden sexo y ellos lo compran, pero quieren mas y mas, y parecen no llenarse, siempre eh sido muy introvertido, tímido,
que en ocasiones preferiria ser ignorado por todos, un retiro anticipado diría antes de ser inerte, de golpe me desprendo de mi supuesta profundidad para atender las palabras desdeñosas de un alcoholizado que me escucho hablar en voz alta, -¿con quien coño hablas?- respondi, serenamente, "no te incumbe amigo", se dio la vuelta dejando sus respectivos insultos, el peor de ellos fue que me dijera "loco", sintiendo Artur Bandini le grite enérgicamente, "Escritor amigo mio, Escritor" decidí que mi retiro anticipado en la víspera de ser un escritor detestable atrasaría mis ambiciosos planes, me puse en pie y me dije, camina haragán, todavía quedan historias por vivir, promiscuas y románticas historias, personajes y situaciones por conocer, emprendí un viaje en busca de aquello y sintiendo
"aquel"





2 comentarios:

romina dijo...

qué videazo

era tiempo de lectura, recibí esta entrada como una buena bofeteada en el momento indicado, por otro lado demás no está decir que la androginia es el tema de turno en este momento de mi vida (cada día estoy más allá de todo) y lo bien que se siente encontrarme justo con la novedad de tu talentazo de escritor under y moderno como ninguno, casi no leo nada del 2000 salvo a mi compa mejicano Trejo (Me tomo el atrevimiento de escribir compa sin sentir pudor alguno)

ojalá que Ginsberg nunca se ponga de moda en sudamerica, es lo unico que le pido a la vida misma, lo amo enteramente casi en secreto.

en fin, mi casilla espera las fotos de ziggy, ¿te dije que amo tanto a los gatos como a las mujeres y/ o comer pan?

sos el artista del momento

María Faustina dijo...

ginsberg ginsberg ginseberg
lou red y patti
patti y lou red
y bukowski y el hipódromo
y tu blog tu blog tu blog

:)