miércoles, 20 de abril de 2011

Mi abuelo es una estrella del POP

----------------------------------


La sabiduría es incomunicable,
la sabiduría que un sabio trata comunicar a otros suena siempre a locura...

Siddartha, Hermann Hesse.



El ingenio y la gracia son habilidades que la mayoría de las veces se pueden demostrar en situaciones comunes y corrientes, mas corrientes que comunes, destapar una cerveza con un cuchillo y elevar la corcholata por los aires como corcho de champagne es una habilidad meramente exhibicionista y poco refinada, pero que a algunos les encanta y lo festejan, ja (me permito una risa burlona y arrogante, aunque esta, en realidad sea estupida) observar como lo intentan otros y verlos fracasar es algo que estúpidamente enorgullece, claro, hablo de los barrios bajos, de la gente humilde y trabajadora que encuentra sus hobbies en jugar domino y beber, en jugar al póker, en reunirse para ver el soccer, gritar al televisor, vestir los colores de su club preferido, y seguir bebiendo, en ocasiones, solo a veces, festejar cumpleaños y bodas, bautizos y demás pretextos para reunirse, la gente humilde gustamos de la charla y de los abrazos efusivos entre vecinos, recordar historia de una generación con otra menor o mayor, contar chistes y la picardía del "albur", la interacción de nuestros niños y crear lazos fraternales, en algunos casos sanguíneos, nuevo linaje, apoyo moral e historias de viejos que nos vieron tocar timbres y echarnos a correr a todo lo que nos daban nuestras pequeñas piernas sin acusarnos del delito grave cometido y en muchas ocasiones ellos victimados haciéndose de la vista gorda, ahora recordando en una mesa todos juntos nuestra época de pequeños bandidos y forajidos mocosos, de verse en fotos a ellos mismos hace 20 años y observar que en realidad no eran tan feos, que no están tan gordos aunque otros si, que tenían un sin fin de oportunidades frente a ellos, de una manera inexplicable, observar el respeto que se guarda de la gente mayor, burdamente pero sincero, "puercos, pero no trompudos" dijera mi amigo Mickey, la sensación de escuchar música que por herencia nos pertenece, Leo Dan, Grupo Niche, Javier Solís, Julio Jaramillo, Víctor Iturbe, un sin fin de interpretes me remonta a mi niñez y el convivir con mi abuelo de hombre a hombre y el que me pregunte, ¿quieres escuchar algo? ¿Algo de tus ondas? e imaginar que saldría con algo que "según" los medios es lo de onda para la juventud y políticamente aceptable me diga, tengo un disco de David Bowie en mi carpeta, búscalo si quieres, es lo mejor que me podido pasar en fiestas como aquellas.










****************************************



De una platica en familia;

Mi abuela y mi abuelo se pasan todo el tiempo en discordia,
no en mal plan, pero siempre llevándose la contra,
comíamos caldo de camarón, mi abuelo se le ocurre decir
"Uno no sabe lo que tiene hasta que vean a Antonio muerto",
en ese momento ame con locura a mi abuelo,
no por lo que dijo, sino por su carisma, ingenio, y simpatía,
a que mi abuelo, el muy bien.









"Uno no sabe lo que tiene hasta que vean a Antonio muerto"

Jaja, formidable
Obligadamente esta canción


4 comentarios:

vientos de cambio dijo...

brindo por tu abuelo, por la infancia (edad dorada), por el barrio y los amigos y vecinos y los abrazos y lo real de la amistad y por tu manera de escribir. brindo con vino tinto. salud

romina dijo...

"el abue de los sueños"
Cuánta retórica de su parte, su frase quedará en mi listado de "frases de buen gusto"; de todas maneras los viejos no son de mi agrado salvo cuando están tremendamente seniles

Skopéin Krause dijo...

Y es un gusto poder escuchar sus historias sentadas en cualquier rincón y como olvidar otra frase que me encanto de él "y es que yo sin música me muero"

romina dijo...

Quiero leer cosas nuevas
y quiero ver fotos de Ziggy,
atte.

Romina

PD. Mientras tanto releeré
las entradas viejas