martes, 8 de junio de 2010

cuentos nefastos (el gusanito)

ayer me despertó un gusano, yacía en mi vientre,
me pidió de comer y estaba enfadado,
lo pida ver como caminaba bajo mi piel,
asustado le pregunte que como había llegado ahí
y se nego a responder, sino hasta después de comer,
prepare un cereal para los 2 pero el seguía hambriento,
comí fruta, pan, café, pastel, y el seguía igual inquieto
hasta que le dije que no podía mas, que no sabia que
es lo que el quería y eh ahí cuando me dijo
“eso, eso es lo que quiero, tu inseguridad, tu indecisión
tus miedos, tus penas”, después de oírle se tranquilizo,
pues yo sin querer pensé en ti, en que te quiero,
en que te extraño, y en que todo esto me trae confusión,
ya para el medio día mi gusano era más grande,
y exigía mas alimento, pero sentí como desapareció
al sentir tu mirada buscando la mía, al abrazarte
y al decirte te quiero, es entonces que cuando
escuchas mi estomago es un gusanito que se esconde cuando
estoy contigo, porque tu eres la culpable de que no le de
de comer...

1 comentario:

Skopéin Krause dijo...

oh ya entiendo tal estruendo... alimentemoslo juntos y no lo volveremos a escuchar... quizá siempre quede un pequeño eco que no los haga recordar...