viernes, 5 de febrero de 2010

i love viernes

podria decirce que los viernes no se parecen a ningun otro dia de la semana, es decir, encerrado en la oficina uno pierde la nocion de la semana y puede confundir un martes con un miercoles o incluso con un jueves, pero los viernes, mi rutina es comprar una nueva cajetilla de cigarros (aunque aun tenga otra medio llena) encender uno en la parada del bus, y esperar a que cualquier mal viviente como yo se gaste el tiempo en llamar y casi ritualmente me tienda el ancuelo justo a la boca y decir que si es propicio brinadar por el simple hecho de brindar, ni el sabado ni el domingo me agradan para destrozar mi cuerpo y perder los estrivos, puesto que para mi son familiares y por lo tanto sagrados, los demas dias los dedico al exilio, y algunas ocaciones a culvimar algo de cultura que refine mi persona, aunque hay que decir que los viernes no estan dedicados a mi, por el contrario, estan dedicados a quien me acompañe en esta euforica aventura a la que me entrego cada fin de semana, puesto que cuando salgo de mi cueva y desido unirme a la enorme masa de gente que se divierte de *vanalidades y elogios etilicos, soplados con tabaco... "el beso que te soplas, huele a alcohol, nanana nanana"
bueno amo los viernes

4 comentarios:

X dijo...

Son más sosegados.
Menos mamones.
Será porque ese día a gente está menos mamona que de costumbre...

Neto dijo...

vamos por unas frias, pero claro, en viernes jeje

Skopéin Krause dijo...

jajaj hey los viernes son el dìa mas bonito serà por que no tengo clases y puedo dormir hasta tarde jaja claro y por que de vez en vez puedo salir a tomar unos tragos coquetos... ay que ir por los de rompope jaja

Neto dijo...

eso de rompope han de ser toda una revelacion, claro, muero por provarlos