jueves, 22 de abril de 2010

Hace tiempo que he dejado de ocultar mi gusto por el alcohol
o mejor dicho, la desfachates es mi mejor traje,
el que me queda, el que me convina, el que uso en ocaciones especiales
y no especiales, simplemete dejo de ser yo en el momento que
finjo ser educado y prudente,
no estoy peleado con los buenos modales
de hecho me gusta lo chapado a la antigua
pero es algo que ahora no tiene merito alguno,
en la fiesta de exalumnos, muchos visten sus
grandes barrigas, sus brazos colgantes de carne y cortes
que intentan disimular la calvizie, pero, pese a todos estos años
de importarme un carajo sus vidas, siguen siendo tal y como los
recuerdo, es duro generalizar, por supuesto que hay sus excepciones
como la nerd que ahora llega en un volvo, o aquella que se le veia
carrera de puta y en efecto es una puta muy guapa,
otras no son ni lo que solian ser, sus manos callosas, piel tostada y vientres
langidos por engendrar pequeños miserables, consecuencias de un matrimonio
seguramente precos, uff, yo en su lugar me ahorraria la presencia,
mucha gente se hacerca y pregunta que a sido de ti, esta hipocresia
es el mejor espectaculo, solo hay que verlo en los ojos, su afan en preguntar
que es lo que haces en la vida, sin poner un carajo de atencion,
ellos solo se preocupan por aprovechar el momento adecuado para
interrumpir y decir que son ingenieros, contadores, abogados,
etc, aun si fueran vendedores de fruta en un mercado te dicen que
estas equivocado y que ellos han sabido hacer de sus vidas algo bueno,
y lo dudo, porque son quienes necesitan de esa comparativa
y quienes buscan a como de lugar los telefonos de todo el jodido grupo
de inmaduros adolecentes para organizar este tipo de auto-alavanzas
que ahora despues de varios años no hemos cambiado mucho
sino solo en el fisico, el bufon sigue haciendoce el jodido chistoso
y los mismo jodidos excompañeros siguen festejandoles sus idioteces,
no soy de eso que se para frente al otro y finge interesarse en su vida
y dice tan a la ligera "para lo que quieras puedes contar conmigo"
uff con decir que tampoco soy de los que les preocupa ir a esas dichosas
funciones egocentristas como esta, es solo que elegi venir porque ando en

busca de alguna emocion, algun pleito, algun encuentro, algo que escribir,
no puedo comentar sobre un libro sin siquiera leerlo, (valla que muchos
pueden comentar tan extensamente con tan solo leer el titulo) yo no,
mas bien soy de los que se pasa el rato sentado observando a todos
con vaso en mano y un cigarrillo en la boca, y esperar lo que venga.
Una de las personas mas desapercibidas para mi vida con la cual

comparti catedra, de nombre irrecordable, tan insipido que bien podria
llamarla como mas se me antoje, de ella solo
recuerdo haberla visto alguna vez intercambiar palabras
con respecto a labores curriculares, ella me platica como si de esa epoca
se guardara un bello sentimiento de fraternidad, vale, la gente cambia,
yo mismo era un puto inadaptado, ok, lo sigo siendo, pero de menos e aprendido
a hablar con la gente, se sienta y no hace mas que hablar de ella,
de sus mascotas, de su madre, y de historias de la fraternidad, a la cual
esta por demas mencionar no pertenecia, historias tan detalladas que
me pone a pensar si uno debe de venir estudiado para platicar viejas
anecdotas, de hecho se sabe el alfa y omega de como era que nos sentabamos
quien era amigo de quien, los nombres completos de todos,
apelliodos incluidos, hasta la jodida fecha del dia en que margaria perez fue
suspendida por estar acosando a otra tal margarita perez, en la clase
tal, que teniamos en la tercera hora, fue algo tan horrorizante
ver como se desgasta la vida almacenando recuerdos tan inservible,
como es que lleva una foto del dia en que nos obligaron a ir de traje
para tomarnos una foto un semestre antes de salir, como es que se jacta
de decir que fue la mejor epoca de nuestras vidas, carajo, dan tantas
ganas de decirle, oye, vamos a un hotel y tengamos sexo lo que resta del dia
y no porque sea una mujer bella, de hecho no lo es, sino por el hecho de abrile los ojos
y decirle que hay todo un mundo alla afuera, y que importa si su madre la
regaña por no llegar a casa, ya a los 26 años uno tiene la suficiente edad (y vergunza)
para seguri viviendo con sus padres, en fin, despues de una hora de monologo
tuvo la cortezia de preguntar que a sido de mi vida, y por un momento estube
tentado a contestar honestamente, decirle que una temporada hice muchas
estupideces a causa de las drogras, que la mayoria de mis relaciones son
tormentozas, que afortundamente encontre un buen empleo,

que me han roto el corazon 1000 veces, pero me di cuenta que en realidad
ella no me dijo nada nuevo, relativamente,
porque se la paso platiacando de historia antigua en las que en el reparto
no aparesco ni para decir el dialogo de "hola"
apenas y supe unos minutos antes cual era su nombre y corroborrar que si
en efecto fuimos compañeros del colegio, pero quien carajos querria saber
de mi vida, si yo mismo tengo bagos recuerdos de ella, en fin, en vez le platique
un par de chistes cortos, comentarios alagadores y cosas sin sentido, como
el por que del nombre se sus gatos, tube suficiente para recordar lo mal
que me caian la mayoria de ellos, en fin, casi todos me veian y seguramente
es que les sorprendio que fuera, valla, admito que no son los unicos sorprendidos,
yo tambien lo estoy y no solo por el hecho que haber ido, sino por que aquella chica,
caso similar al mio, la que rehuia de estar con alguien, y por ese hecho mantenia
notoriedad, ella tambien estaba ahi, caso curioso, sigue rehuyendo y teniendo
su misma palida cara blanca y ojerosa, somos personas lo sufientemente maduras
como para acercarse a alguien y cuidadosamente hacer charla, mi mil veces corazon
desquebrajado lo ha aprendido, asi que con cigarro en mano, decido entablar un
contacto visial y asi acercarme advirtiendo que de mi saldran palabras las cuales
siguen el protocolo de preguntar por vuestras vidas, me dice, tu antes no fuambas,
y le contesto, tu antes me gustabas, y ahora, y ahora no haz cambiado, lo ven,
a esto me referia con ir en busca de las emociones, casi inmediato salimos del lugar,
le sugeri una cantina cerca del centro y por fin platon dejo de ser nico y se convirtio en mi
nuevo tormento.

2 comentarios:

X dijo...

No hay emociones sin riesgos.

ro dijo...

Joder quiero ser escritora