viernes, 4 de diciembre de 2009

Hastiado de aquellos que se hacen llamar amigos (Parte 2)

He notado que la compañía adulta (veteranos), no es pretenciosa (que ultimadamente poco me importa la hipocresía) y son amistades fructíferas, en pocas ocasiones la casualidad ha hecho que en las cantinas (donde mas puede realizarse un encuentro tan desgeneracional) conozca gente interesante, señores que a simple vista son un don nadie pero mas fijamente, detalles sobresalen en sus rostros arrugados y mal afeitados, les importa un carajo lo que los demás piensan de ellos, virtudes que en la mayoría de mis contemporáneos no son ni consideradas, será que en aquellos encuentro mas empatia que en mi propia generación, tal vez sea su espíritu derrotado el que los coloca en una posición mas centrada y objetiva, ah, mis amigos veteranos de cantina jamás los vuelvo a ver, supongo que son nómadas y otros pocos sedentarios en un ataúd de cedro 3 metros bajo tierra, encuentro una fijación en ir en busca de amigos pasajeros, esos de cantina, detesto la palabrería pero claro que relatar anécdotas es indispensable para cuando de hacer amigos se trata, eso en el mejor de los casos, pues siempre esta la opción de comprar un (amigo) desechable, entrar solo y dirigirse justo a los costados de la barra (para no llamar la atención), pedir un trago y observar el panorama, pedir el siguiente, y el siguiente, hasta que a ti venga un pobre idiota que desea hacer platica a cambio de unos tragos, generalmente estos tíos son odiosos, como todo mundo que va a una cantina solo (me incluyo) caso diferente son las mujeres, estos encuentros son de los mas emocionantes (parecida a la de un mocoso al tener un kinder sorpresa), pero como lo dije antes, yo no puedo tener amigos mujer, solo algunas chifladas se quedan después de ver el show, esas pocas amigas son caso aparte, en fin, esos encuentros están mas catalogados en aventuras eróticas que en otra índole amiguera, últimamente me he hastiado de aquellos que se hacen llamar amigos, pasare el invierno solo.

...y como dijo alguna vez Bukowski:
"la manera de terminar un poema como este es quedarse de pronto callado"

3 comentarios:

X dijo...

Ah viejo; hace un par de semanas unos valedores y yo estabamos en plena putrefacción y escuchabamos a una banda y otra, ya sabes, algo de rap, algo de electro. Se me ocurrió la brillante idea de poner The Tourist y me dijeron que quitara esa madre.
Sé perfectamente a lo que te refieres.

miriam dijo...

eh hola
saludos
me gusta lo ke escribes
si, algo parecido a bukowsky en especial por lo de las cantinas como en flybar
es gnial aunke los tuyos son algo inquietantes podria decir PORKE PIENSO REFLEJAS BASTANTE BIEN la realidad de los dias ke vivimos ahora ke no son relmente mui diferentes a los de antes pero eske son asi inquietantes asi es la realidad sin ficcion porke hay cosas ke solo pasan en las peliculas y en realidad no pasa nada bueno suerte y haasta luego
ke estes bn y la vdd a mi me pasa lo mismo con los dl sexo opuesto :P

Neto dijo...

Creo la una constante en esto es la perdicion, en todos los sentidos.

Salud (ambos)