martes, 2 de junio de 2009

Me gustan tus ojeras

Como cada fin de semana, intento reprimir mi insatisfacción cotidiana con tragos secos y ardientes salidos de una botella cuadrada de whisky que con nadie comparto, música deprimente y si el astro rey lo permite, letras tristes de Baudelaire, solo unas letras, esas que puedo entender antes de que el alcohol escale hasta la cima de mi cabeza y su bandera se clave en el centro de mi cerebro para ondear victoriosa. De nuevo, y otra vez, gracias astro rey, por haberme regalado algo de tu manto e iluminar estas paginas, que el leer es tan importante para mi; hasta ahora creo que eres el único que me comprende, eres el único que sabe que llevo semanas sin cambiar la bombilla desde aquel jueves que se fundió, ahora te dejo descansar, yo, por mi parte, saldré en busca de alguien que, al igual que yo guste de perder la conciencia y el dinero, hasta mañana, hasta mañana.


Esa noche los sonidos profundos que en mi mente estaban eran los de NICO, ella, que antes, la tarde entera me hizo compañía, no salía de mi mente, ni yo así lo quería, de poco llegue a lo que los veteranos dicen centro social "La Consentida" mi corazón volvió hacerse presente y me ordenaba cruzar las puertas que me de inmediato hacen recurrente la imagen pintoresca de una cantina al puro estilo "Wild West", -que hay Felipe- salude a un bastardo amigo, que doy gracias por que es verdaderamente infeliz, mas que yo, así por lo menos, mis tragos sabrán diferentes, pues tendrán tintes de superioridad...
...pasadas 2 o 3 horas ya había entablado conversación con una bella chica, que la mayoría evitaba por su aspecto ò por lo menos eso imagine, pómulos marcados, su cabello cenizo y opaco, un sweater guinda sucio y unos jeans ya encarnados a sus delgadas piernas que dejaban ver semanas sin descanso le creaban enigma al que sucumbí casi de inmediato, charlamos como viejos conocidos y realmente de lo que nos interesaba decir a cada uno sin necesidad de decir estupideces para aligerar el ambiente ,rara vez lo consigo pese a las farras semanales que solo disfrazan mis sentimientos, la pasaba bien, en verdad lo estaba pasando bien, me percate que mi desdichado amigo un seductor frustrado pretendía comenzar su juego, carajo, detestaba la idea de convertir esto en una disputa por su atención; me conozco y se a lo que vine, sabia que mi intención no era seducirla ni mucho menos, solo vine por algo de compañía; desde el principio mi pobre amigo ya estaba en la lona,

Será mejor que tengas cuidado
Ella va a romper tu corazón en dos
De verdad
No es difícil de adivinar
Sólo mira sus ojos coloreados falsamente
Ella te levantará sólo para dejarte caer
Antes de que empieces ya estás vencido
Ella jugará contigo como un bufón
De verdad

El siempre largo y ocasionalmente feliz día termino, mi ya enésima vez descorazonado amigo ahogándose en licor y los encargados apilando mesas una sobre otra se han quedado en el epicentro de donde una amenaza latente fue soltada, aquella chica la cual, su nombre nunca pregunte me ha dicho "me gustas y me gustan tus ojeras", entiendo que la razón por la de no haber salido herido es por que nunca la pretendí, pero espero hipocritamente no encontrarla nunca mas, de lo contrario estoy seguro que estaré a merced de una mujer fatal.



2 comentarios:

Sr.X. dijo...

Muy buena pieza.

Hay cosas que vuelven, otras que no.
Me estoy animando...gracias.

krause dijo...

Por que pasara eso, por que los tragos me sabran mejor en compañia de alguien que este mas jodido que yo, extrañas cosas jajaj.... estraña vida...
Saludos