viernes, 27 de febrero de 2009

Los No-Hombres

Agarrada de la piel, encajando las tiernas y teñidas uñas del rojo fresco y seco de la sangre, se aferra el alma a la carne podrida por el humo de cigarro que infecta desde dentro el débil cuerpo moribundo de Onet, la tiranía de los No-Hombres castiga a todo aquel que desafía y cuestiona su existencia, pareciese que la humanidad solo intenta joder sin mas ni mas los unos a los otros, hasta terminar con todo, con ellos mismo y con la fe aprendida a base de prueba y error.
Engañado sale a dar la cara a los locos que deambulan por las calles jugando a la vida, jugando a ser lo que no son, jugando a no ser ellos, camina apresurado, sabiendo que se acerca la hora en que los No-Hombres dejaran solo mirar las hipocresías y falsas caridades y empezaran a juzgar sin sentido ni lógica, rápidamente se refugia en el único lugar seguro hasta ahora, escudriñado en su cabeza, busca la forma de quedarse con lo que por nacimiento le pertenece, su alma...

2 comentarios:

krause dijo...

Yo conosco a quienes tienen alma, a otros pocos que no tienen y en esa parte me incluyo, como en una canción que escuche y me gusto esta parte "...con el alma escondida bajo la cama..." la mia se esconde por las atrocidades que anda cometiendo no de un cuerpo podrido x el humo si no del frio corazón que ese cuerpo alberga.
SALUDOS
Sigue escribiendo que me gusta mucho leer...
CAMARA

Sr.X. dijo...

A veces, lo mejor que pordemos hacer, es sacar una pluma de las alas y ponernos a hacerle cosquillas a la vida.