martes, 14 de enero de 2014

1994, Ernesto, edad 7 años.

Teníamos el frente de la casa de clase media pero adentro eramos pobres.
Lleve a cuestas la culpa de ser semilla de la esperanza.

Fin

1 comentario:

Marisol ruiz anaya dijo...

Y de la esperanza surgio el amor, tan grande que es, vivimos de exteriores pero supervivimos gracias a nuestro interior.
Te amo 2014