viernes, 25 de febrero de 2011

cogí varios artículos del super, algo que se pensaría (cuando menos de mi) de irrelevancia
y de necesidad nula ò casi nula, juego de tazas, una base para jabón de baño,
por consecuencia jabón de baño, dentífricos por paquete, hisopos, servilletas,
salsa inglesa, interruptores de luz, aromatizante, en fin, cosas que me tenían sin
cuidado hasta hace no mucho, rasimos de uvas, plátano, manzana, leche, harina,
regularmente mis idas al super eran la ultima escapatoria al aburrimiento,
cuando los colegas parecían ser tragados por la tierra ò por sus mujeres
las opciones de ir de farra se agotaban; Vale!!! que ir de farra también cansa,
cansa físicamente, animosamente y economicamente, idas a museos ò galerías
son descartadas al momento, rondar los círculos bohemios es de peligro, pero esa es ya otra
historia...

Uno no solo puede descolgarse por ahí y "chutarse", hace falta vida (no digamos real),
hace falta vida convencional, porque, por difícil que paresca aveces las cosas salen bien,
los amores llegan y la lluvia también y todo esto me fue revelado mientras escogía la fruta.



2 comentarios:

Skopéin Krause dijo...

Te falto un par de pantunflas y una bata de baño jaja...
Disfruta vive ama y un par más de ñoñerias...

romina dijo...

qué mansas están las aguas por acá, compañero, sim embargo lo sigo leyendo atentamente, cabizbaja, pero como dije, están mansas las aguas de todo aquéllo que discutimos secretamente en otro momento, qué bien.
Pasaré luego a ver si hay alguna cosa nueva.